Partida

Partida

Resulta extenuante vivirse como ausencia, creerse amputado, desenfocado, parcial; vivirse con base en un juicio sumario imperfecto, elaborado con pálidos contrastes, recuerdos menguantes de un estado fugaz. Por lo general: un letargo empecinado que no encuentra salida, que alisa los pliegues del ropaje de su mente, esperando, creyendo en el azar. Puede que surja la voz de un niño, se mofe del traje nuevo del emperador y le confiera la desnudez deseada. Mientras tanto se hunde en ideas acariciadas, suaves al toque, pura irrealidad.

Se hunde en telas burdas de pensamientos fugaces, un pozo suave de seda sin hilar. Acaricia sus nadas anhelando una mente de aguja, que alguna vez ¿fue? y se hace esperar. Siempre pendiente de volver en sí. Un cigarro, y otro, para llenar vacíos, reconociéndose en el humo, pidiéndole a la ceniza incendiar. Unas rimas ridículas para alcanzar la orilla del punto, para asociar palabras, sentirse capaz de crear. Posponiendo, juzgando los impulsos parciales, nunca la medida certera que lo habrá de despertar, para brindar orden a tanta frase pospuesta.

Así vive, haciendo de la excepción la medida justa del ser, falseando la cotidianidad, creyéndola parodia, carente de la necesidad cuyos engranajes ignora, que brindó propósito y necesitó acallar. Mientras ardió una llama en él despilfarró sus horas, avivando las brasas sin nunca meter las manos al fuego, mero juego, consuelo y vanidad. Ahora quisiera despertar, de esa elaborada ausencia, cómoda y cotidiana, falaz. Es victima de sí mismo, ni vuelo ni abismo, vacío parcial. No es lo mismo luchar por vivir, escribir para desanudar la asfixia, que sobrevivir, subsistir con palabras astutas, ideas curiosas, verborrea salaz. Creyó en un núcleo puro, ajeno a la parodia, que le indicaba el norte, la verdad. Lo extravió sin remedio, y, cuando lo reformula, lo encuentra hueco y artificial.

Las imágenes pasan y resbalan, se siente cansado, aturdido. Los sentimientos se escabullen, queda su sombra y el polvo levantado por su huida, el cual recopila y apila y en un descuido manda volar. Exiliado de sí mismo, su fragilidad una diáspora, dispersó aquello que supo necesario para vivir, recordar y contar. No hace esfuerzos por salir del letargo, se torna amargo, retoza en la desidia y se empieza a quejar. Es un estado cómodo, puede que permanente, pero supo de otra vida, y no deja de anhelar. Volver. A sentir, a vivir, a aferrarse a la vida, estirar el alma y asir la memoria, las posibilidades, la esperanza y el soñar, impregnarse de su carne, no claudicar. Ver los detalles, sentir del todo, vinculado con la vida, recordando la herida, recobrando la voluntad.

En un día soleada, vacío y ajetreado, hace cuentas y se propone cambiar. Ausentarse de la pálida inmediatez, pálida para sus ojos gastados, salir de los senderos aplanados del mucho pasar, surgir de entre las telas, renunciar a la vida en duermevela.

Borrón y cuenta nueva, un avión y volver a empezar.

Colaborador: 
Diego Courchay
 
Tags

Loading


Lo Más Visto

Maya Foley
Maya Foley is a franco-american amateur art critic living in Tunis, Tunisia.
Opinion
Jimmy Cohen
Interesado en el la música, el cine de ficción, documental, experimental, en la dirección y fotografía, en tocar música, en relaciones...
Cine
Javier Treviño Rangel
Nació en Durango, de donde es su familia materna desde 1785. Estudió la licenciatura en Relaciones Internacionales en El Colegio de México...
Opinión
Ghi Sandro Arreola Rodríguez
Director del Instituto de Alternativas para Jóvenes de Tlajomulco de Zúñiga. Egresado de Estudios Políticos y de Gobierno, especialidad en...
Opinión
Carlos Peimbert.
Nací en la ciudad de México el sábado 28 de marzo de 1987. Historiador o internacionalista, servidor público o pastelero, curioso por...
Opinión
Mariana Martínez Salgado
Estudió letras hispanicas en la UAG. Es editora de revistas independientes y colaboradora en diferentes medios culturales impresos....
Literatura
Presencias
En esta sección se presentarán los afortunados hallazgos de Los Hijos de la Malinche en las diversas manifestaciones de la creación humana...
.
Iván Salinas
Iván Salinas (Ciudad de México, 1977). Reside en Francia, donde realiza actualmente un doctorado en Literatura Comparada en la Universidad...
Opinión
Sofía Basave
Nací en la ciudad de México en 1986, desde niña tuve gran admiración por el arte y la naturaleza, estudié Diseño Industrial en la...
Opinión
Bruno Binetti
Buenos Aires, 1988. Actualmente en Washington DC. Lic. en Estudios Internacionales (Universidad Torcuato Di Tella) y candidato a Master en...
Opinión
Martín Solares
Es escritor y editor.
Literatura
Testa
Con 10 canciones en su repertorio, los antes llamados UranaiBaba, cambian sus ideales por unos más cochinos, con la entrada del nuevo...
Música

Relacionados

1
Literatura
2
Literatura
3
Literatura
5
Ciencia